Cómo utilizar Twitter para tu empresa

16 abril, 2012

Mucho se ha dicho sobre una de las redes sociales más activas e influyentes de internet, Twitter. En los últimos años se ha hecho famosa en todos los medios como catapulta de revoluciones sociales. Es la plataforma donde la información corre más rápido. Con solo 140 caracteres hay que decir algo gracioso, interesante y  que aporte nuevo contenido. La comunicación abierta manda, la personalidad de tu perfil es importante para que más gente te siga. Pero Twitter es una red de y para profesionales: hay que aportar noticias en exclusiva o al menos tu propio punto de vista.

Con todas estas posibilidades, ¿cómo puedes utilizarla para llegar a tus consumidores?

  1. El primer paso y más importante es crearte un perfil. Pero con ello no queremos decir escoger un nombre o una foto, o no sólo eso. Nos referimos al branding, a construir una personalidad para tu marca que enseñe a tus fans lo que te hace personal y único y te diferencie de tu competencia. Para ello antes, busca, estudia y mira lo que hacen los demás, sobre todo en tu sector, y define un carácter propio.
  2. Acércate a tus fans. Haz acciones para ellos, concursos, sugerencias, preguntas o simplemente recomienda cosas que te han gustado. Se trata de ofrecer sin vender, de mostrar sin forzar, de compartir y comentar de tú a tú lo que llamamos charla virtual. Y responde siempre, aunque sean críticas, es importante que sepas que tú eres tan importante como tu fans sin por ello tener que perder tu identidad.
  3. Crea una red, busca a aquellos contactos o personas que te influyan y a los que quieres influir, y síguelos. Retwittea sus comentarios, contéstales y dalos a conocer también. La cohesión es importante, cuantos más profesionales te conozcan en la red, más opciones tendrás de poder encontrar el target con el que te quieres relacionar.
  4. Sigue #hastags que estén de moda, es una forma de participar en la conversación social y que otros te encuentren en las listas de resultados. O ve a conferencias, eventos comenta programas que se relacionen con lo que te gusta. Lo importante es participar, pero recuerda también ¡hace falta que seas original y te diferencies de los demás!
  5. Y por último, haz de ti mismo un canal de comunicación. No, no estamos hablando de Gran Hermano 😉 Pero si haces algo especial, ¡compártelo! La red social sabe que quien se esconde detrás de la línea de texto también es una persona. No tengas miedo a equivocarte o a mostrar tus debilidades porque entonces nadie tampoco creerán tus éxitos.

O dejamos con una de las infografías que tanto nos gustan  y con un informe de Alianzo que explica más extensamente cómo empezar en el mundo del tweet.

{lang: 'es'}